Las Madres de la Plaza de Mayo

Situaremos el contexto de la sociedad argentina, por aquel entonces en una desigualad de clases y derechos sociales abrumadora, con trabajo para muy pocos y una democracia inexistente. Con este panorama proliferaban las manifestaciones contara un gobierno opresor.Madres de la plaza de mayo II

En 1956 la dictadura secuestró gente acusándolos de planear una rebelión. Este acto fue denominado de operación masacre.

El contexto político internacional estaba marcado por la Revolución socialista en Cuba. Los militares argentinos temían algo parecido en el país, lo que causó una mayor censura, más tropas, etc. Frente a este contexto opresor, crecía la resistencia de las masas populares.

Entre tanto, un argentino quiso extender el alma de esa revolución socialista por todos los países latinoamericanos, era el llamado Che Guevara, que posteriormente seria fusilado en Bolivia en ese intento de extender la revolución.

Se produjeron grandes enfrentamientos, los jóvenes se sublevaban, nacieron organizaciones guerrilleras, etc.

En 1972 se produjo una nueva operación masacre, sublevados acribillados a balazos, represalias, etc. Se extiende la moda de represión, buscan formas de silenciar a la población sin que queden evidencias de estos actos, entonces surge la idea de que, si no hay cuerpos, no abra pruebas de asesinatos.

Se produce la caída de José Campora, a favor de la vuelta al poder de Juan Perón.

Con el paso de los años y, una vez muerto Perón, será su esposa la que asuma la presidencia. Había miedo, se instauraba el poder peronista y se crea La triple A (Alianza Anticomunista Argentina).  Este es un grupo paramilitar con vía libre para salir a matar. Se multiplican los asesinatos, especialmente a grandes figuras, emblemas de la lucha.  A los bombardeos en plaza de mayo le siguieron otros muchos, la triple A, cometió miles de masacres y fusilamientos.

En esta dictadura militar la perdida d vidas humanas fue masiva. Lo llamarón proceso de reorganización nacional. El modus operandi de esta organización se basaba en la desaparición de personas sin dejar ningún tipo de rastro. Por lo tanto, al no haber cuerpos, no habría pruebas y no los podrían acusar de crímenes. Personas arrojadas al rio de la Plata, comisarias convertidas en campos de concentración, etc. Más 15000 desaparecidos, muchos fusilados, grandes matanzas completaban estos crímenes atroces. Miseria, y más miseria precedió todos estos secuestros y desapariciones.

En medio de este caos los padres y madres tomaron las calles, buscando a sus hijos, buscaron en todos lados, nadie sabía nada, el silencio se instauró. Pasados unos días, estos padres, tuvieron que volver a sus trabajos, pues eran el único sustento familiar. No ocurrió así, con las madres, por aquel entonces la gran mayoría eran amas de casa, con mucho tiempo libre, pero sobretodo mucha sed de respuestas para saber dónde estaban sus seres queridos, esos hijos que había parido y que ahora, habían sido arrebatados de sus casas.

Estaban desesperadas por encontrar a sus hijos. Todas tenían un objetivo común y esto las llenaba de fuerza y les daba más impulso para continuar su lucha. Decidieron ir a la plaza de mayo, capitaneadas por Azuzena Villaflor el 30 de abril de 1977. Al principio solamente 14, fueron incrementando su número de forma sustancial, a medida que perdían el miedo a luchar y se crecían su anhelo de respuesta. A partir de ahí, se reunían todos los jueves y cada vez el número era mayor. A la finalización de cada ronda siempre finalizaban con la siguiente consigna: «Con vida los llevaron, con vida los queremos», «Aparición con vida».

Para reconocerse entre ellas mismas, decidieron poner en sus cabezas, un pañal de cuando sus hijos eran pequeños, que posteriormente completaron con los nombres de los desaparecidos.

Diciembre 1977, secuestraron y desparecieron 3 madres.  Proseguidas por el secuestro de otras 10 personas más. Una de estas madres desparecida era su líder, Azuzena. También fueron víctimas de este accionar terrorista, María Eugenia Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga, secuestradas en la Parroquia Santa Cruz en diciembre de 1977 por un grupo de tareas de la Marina. Supimos que fueron llevadas a la ESMA, torturadas y arrojadas vivas al mar.

Sin ellas, la estructura de estas pacificas revolucionarias perdía sus cabezas visibles. Pero lejos de amedrentarse o recular, las madres no tuvieron ningún tipo de dudas, ahora tenían una razón más para continuar con su lucha. “Todos los desaparecidos son nuestros hijos” ese era su lema.

En 1978 las madres ya no iban todos los jueves a la plaza, alternaban los días para que no las encontrasen. Cada vez que una iba presa, todas se sumaban a ese acto y se iban todas con ellas.

Fue en 1979 cuando Las Madres crean la asociación Madres de plaza de mayo, el 22 de agosto.Madres de la plaza d mayo III

En el año 1980 Las Madres pudieron tener una oficina gracias a apoyos internacionales, por aquel entonces, nadie las podía detener, las movía el amor por los desaparecidos.

El 30 abril d 1982, se sucedieron manifestaciones de protesta contra la situación económica, la policía reprimió brutalmente a todos estos manifestantes. Unos días después se llenó la plaza de mayo para aplaudir a los represores que habían invadido Malvinas. Las madres estaban indignadas, porque eran estos los mismos militares responsables de la desaparición de sus hijos, por lo tanto, ahora no podían ser considerados como héroes. Por oponerse en este acto de patriotismo, fueron acusadas de antinacionales. Es entonces cuando hacen suyo el lema de: “Las Malvinas son argentinas, nuestros hijos también”.

En 1983 con las nuevas elecciones, Alfonsín llega a presidencia.  Las madres decían que nadie podía olvidar a sus hijos despedidos que tanto habían luchado por la justicia, la igualdad y la libertad. Es entonces, cuando el gobierno forma La CONADEP, comisión nacional para la desaparición de personas. Las madres desconfiaron de esta organización y deciden no prestarle su apoyo. Es entonces cuando crean un periódico, para que sus peticiones y su verdad tomase más fuerza. En 1985 Alfonsín las cita para un encuentro para escuchar sus quejas, pero finalmente no las atiende.

Tomaron la casa rosada hasta ser recibidas x Alfonsín.  Su principal manifiesto era: la aparición con vida de los detenidos-desaparecidos y el juicio y castigo a todos los culpables. Consiguieron que se le reconociesen un derecho a un juicio para condenar a los culpables por tan atroces crímenes. Solamente hubo dos condenados. El resto de los jefes militares fueron absueltos o recibieron penas de carácter absurdo. Ante esto, las madres se levantaron y se fueron del juicio, esa fue su forma de protestar.

La marcha de las manos, la marcha de los pañuelos, fueron actos que llevaron a cabo y surgió la idea de “el otro soy yo”, decidieron darles voz a todas sus luchas de tantos ciudadanos que lucharon por los derechos y por una vida mejor en un país tomado por corruptos y opresores.

Con la presidencia d Menen, se le dio soporte y protección a corruptos y asesinos, indultó a todos los condenados. Fue reelecto en 1995.

La historia se repitió con el presidente De la Rua, pero las madres siguieron en la plaza.Madres de la plaza d Mayo

Actualmente Las madres han creado una radio y se dedican a dar charlas en universidades y promover actos, etc.  para que la memoria de sus hijos desparecidos no quede en el olvido

Cada jueves, en la plaza d mayo las madres continúan construyendo un proyecto en común para darle voz de los que tanto lucharon por los derechos y libertades del pueblo argentino.