Inicios y profesionalización del fútbol argentino

Que el fútbol argentino naciese en 1931 es un argumento tan común como incierto. A lo largo de este artículo contaremos la otra verdad…  El dilema viene dado porque con el paso del tiempo se generó una especie de escisión histórica entre los partidos jugados hasta 1930 y los disputados posteriormente. Un abismo que realmente no existe.

Amateurismo

Julio Libonatti

Durante los años 20 la selección criolla ganó cuatro Copas América: 1921, 1925, 1927 y 1929. Esa es la década, junto 1940, con más éxitos a nivel continental para Argentina. En el primer logro internacional en 1921 del combinado nacional, participó el histórico Julio Libonatti; su gol dio la victoria al equipo frente a Uruguay por 1:0. Un glorioso tanto que hizo enloquecer a los 25.000 espectadores del estadio.

Unos años después, en 1925 el rosarino fue vendido al Torino, siendo el primer futbolista de América transferido a Europa y el primer argentino jugando en Italia. Aquí se iniciaba un éxodo de estrellas que continua a hoy.

En el Sudamericano de Perú de 1927 no sobresalieron La Chancha y Manuel Ferreira. Nolo se mostraba en la escena internacional como referente en los primeros tiempos del profesionalismo. Así el mundo le bautizó como “El Piloto Olímpico” en las Olimpiadas de Ámsterdam (1928).

Finalmente, en la cuarta victoria para Argentina -en la competición continental de 1929- Carlos Desiderio Peucelle marcó un gol del total del 3-0 a Perú. Peucelle jugaba entonces en el Sportivo Buenos Aires pero en 1931 haría historia en el deporte argentino cuando el River Plate lo compró por 10.000 pesos.

Cuando el fútbol sudamericano sorprendió al mundo…

Mencionaremos que el desconocido fútbol sudamericano entró en escena en las Olimpiadas de 1924 en París, con Uruguay como protagonista. Aún cuando los medios europeos poco o nada confiaban en ellos: “qué era raro que un combinado nacional haga tal sacrificio de viajar al Europa sólo para aprender”. Y los ‘aprendices’ llegaron a la final y derrotando al ‘maestro’ Suiza por 3-0, lo que les valió la medalla dorada.

¡Atención mundo, así se juega al fútbol en Sudamérica!

En los siguientes JJOO la selección criolla también puso rumbo a Europa donde se celebraban las Olimpiadas de Ámsterdam 1928. En cuya final se enfrentarían los celestes y albicelestes. Una vez más los uruguayos se llevaron el oro a casa (2-1) pero la Argentina se hizo hueco en el panorama futbolístico internacional.

Oro en Atenas

Selección Argentina

La primera medalla de oro en unos Juegos Olímpicos para la Argentina llegaría en 2004 frente a Paraguay.

Hasta ese momento los blanquicelestes habían disputado un par de finales: Amsterdam, 1928 y Atlanta, 1996.

¡La selección dirigida por Marcelo Bielsa subió a lo alto del podio de Atenas!

Fútbol profesional y conclusión

Aunque durante la época fundacional las dificultades de organización eran frecuentes, también lo fueron en cualquier parte del mundo. Lo que ocurrió después, “la profesionalización”, no fue más que una consecuencia natural. Por tanto, la línea divisoria entre etapas que algunos defienden NO existe. ¡Nuestro fútbol fue grande desde los comienzos!